En el fascinante mundo de la gastronomía, cada plato es más que una simple combinación de ingredientes; es una narrativa que teje historias a través del tiempo y del espacio. Uno de los ejemplos más apasionantes de esta interconexión cultural y culinaria es la nduja, un embutido italiano cuya rica historia se entrelaza con la sobrasada de las Islas Baleares.

Originaria de la pintoresca región italiana de Calabria, la nduja es un tesoro gastronómico que ha cautivado los paladares más exigentes durante siglos. Elaborada con carne de cerdo, grasa y una mezcla de especias picantes, esta exquisitez es conocida por su sabor intenso y su textura suave y untuosa.

Sin embargo, lo que hace que la nduja sea aún más fascinante es su vínculo con la sobrasada, un embutido tradicional de las Islas Baleares que comparte similitudes sorprendentes en su composición y sabor. Esta conexión transnacional no solo resalta la diversidad y la interconexión de las tradiciones culinarias europeas, sino que también revela la capacidad de la gastronomía para trascender fronteras y unir culturas a través de la comida.

En este artículo, te invitamos a sumergirte con nosotros en el apasionante viaje de la nduja, desde sus humildes orígenes en Calabria hasta su celebración en los renombrados restaurantes Pagus de León y Madrid. Descubre cómo esta deliciosa conexión se vive y celebra en cada bocado, donde la pasión por la autenticidad y la excelencia culinaria se fusionan para ofrecer una experiencia gastronómica verdaderamente inolvidable. Acompáñanos en este viaje de sabores y emociones mientras exploramos la magia de la `nduja y su lugar en el rico tapiz de la gastronomía mundial.

El Imperio Romano y la `Nduja

La historia de la `nduja se remonta a los días del Imperio Romano, donde la pasión por la carne de cerdo se extendió por toda la península itálica. En la localidad de Spilinga, en el sur de Italia, se empezó a utilizar la carne de cerdo para crear la `nduja calabrese, un embutido único que incorporaba diavolicchio (chile picante de la región) y otras especias. Aunque en sus orígenes no contaba con el característico color rojizo del pimentón que se incorporó después de la conquista de América, la `nduja ya se había ganado un lugar en las mesas napolitanas del siglo XVII.

Nduja Calabrese y focaccia

El Intercambio Cultural: Sobrasada en la Corte Siciliana

Durante el dominio de la dinastía aragonesa en el Mediterráneo, hubo un intenso intercambio cultural. En este contexto, existen registros que indican que el rey Martín I de Aragón realizó un pedido a la corte siciliana que incluía «sobressades», una palabra que tiene sus raíces en «sopressata», derivada de «sorpressa» (picada). Aunque en las Islas Baleares ya existía una tradición charcutera, la falta de menciones a la sobrasada hasta el siglo XVII podría explicarse por la prohibición del consumo de cerdo durante el Califato. No obstante, la `nduja emerge como un eslabón más cercano en el árbol genealógico de la sobrasada.

Maccheroni con `nduja

Pagus y la Tradición de la `Nduja

Uno de los defensores apasionados de la `nduja en España es el Restaurante Pagus Pasta & Grill. A través de sus restaurantes en León y Madrid, se busca acercar a los comensales a la auténtica cultura calabresa. Se escoja la `nduja personalmente de proveedores de Spilinga, donde se elabora siguiendo la tradición. En los restaurantes Pagus, la `nduja no solo se considera un embutido italiano, sino una conexión viva entre las tradiciones culinarias de Italia y España.

La `Nduja en Pagus: Un Placer que Trasciende las Fronteras

En los elegantes comedores de Pagus en León y Madrid, la `nduja no solo es un ingrediente; es una historia que se cuenta en cada bocado. Desde ser untada generosamente sobre focaccias caseras hasta integrarse en platos auténticos como los Maccheroni con `nduja e ricotta affumicata, la `nduja en Pagus es una experiencia culinaria que rinde homenaje a sus raíces italianas y su evolución en la cocina española.

Así, la `nduja, con sus raíces romanas en Spilinga, se convierte en un eslabón cultural que conecta la antigua tradición italiana con la cocina contemporánea en España, especialmente en los restaurantes Pagus. A través de la pasión y la dedicación la `nduja continúa su viaje, llevando consigo la rica historia de la gastronomía mediterránea. Cada visita a Pagus es más que una comida; es un viaje a través del tiempo y el sabor que celebra la riqueza de la conexión gastronómica entre estas dos culturas culinarias.